Postura. Perla Gómez Gallardo, titular de la CDHDF recordó que el bullying es un fenómeno social, familiar e institucional, el cual debe afrontarse de manera pacífica.

CRÓNICA      Por: Ruth Barrios  Fuentes         23/08/14

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) detectó fallas en la campaña impulsada por el gobierno capitalino para la erradicación de violencia escolar, toda vez que, hasta la fecha, las autoridades educativas no saben a qué instancia acercarse ante un caso de bullying.

La presidenta del organismo, Perla Gómez Gallardo, señaló que el gobierno se olvidó de reforzar la estrategia —que fue dada a conocer en junio—, por lo que pidió a las autoridades retomarla para que cumpla su objetivo.

La ombudsman recordó el caso ocurrido el pasado miércoles, cuando un centenar de padres de familia se manifestó a las afueras de la escuela José María Mata para exigir la expulsión de un alumno de nueve años que agredía y acosaba a sus compañeros.

Ese caso, dijo Gómez Gallardo, fue la muestra clara de que el Acuerdo Integral para Prevenir y Erradicar la Violencia, Acoso, Maltrato y Discriminación en la Población Escolar, presentado el 4 de junio por el jefe de Gobierno, Miguel Ángel Mancera, tiene deficiencias en términos de difusión.

Gómez Gallardo explicó que aquél día, uno de los visitadores de la Comisión acudió a la manifestación para corroborar que no fueran de violentados los derechos del alumno y, cuando llegó, observó que la madre del menor se vio obligada a pedir la ayuda de una patrulla para que los custodiaran a su domicilio.

“[El caso] nos evidenció que hace falta una campaña más reforzada de información a las instituciones y a las autoridades educativas para que cuando detecten esos casos y los propios maestros y maestras sepan a quién acudir. Lo que quedó claro es que no sabían a quién acudir.

“Hay que difundir en todas las escuelas públicas y privadas del Distrito Federal la campaña que emprendió la propia Jefatura, porque si la directora hubiera sabido que tenía vías alternas para solucionar el conflicto, hubiera acudido adecuadamente a la autoridad que le correspondía”, explicó Gómez Gallardo en entrevista con este diario.

En ese sentido, señaló que la campaña emprendida es integral, no criminaliza a los menores y pone a disposición de los capitalinos diferentes instancias para atender el problema.

La presidenta de la CDHDF recordó que el bullying es un fenómeno social, familiar e institucional, el cual debe afrontarse de manera pacífica y conciliatoria.

Por ello reprobó la actuación de los padres de familia que se manifestaron, al asegurar que esa no era la medida para mostrar su descontento por la situación.

Si bien, dijo, los padres y madres tienen peticiones legítimas de que sus hijos no sean víctimas de alumnos acosadores, también deben encontrar formas menos agresivas para evitar criminalizar al menor. “Si quieren respeto, pídanlo con respeto”, sentenció.

La ombudsman dejó claro que la solución del bullying no es la vía penal ni disminuir la edad para que un menor sea sometido a un proceso legal.

Actualmente, la Ley de Justicia para Adolescentes contempla que un menor de 12 años ya puede enfrentar un proceso jurídico por actuar de forma ilegal.

“Nosotros estamos muy preocupados que lo hemos visto como una tentación de criminalizar o revictimizar porque finalmente ese niño o niña que comete un abuso no tiene que ser exhibido”, explicó Perla Gómez.

Más info: http://www.cronica.com.mx/notas/2014/852631.html

Requiere bullying tratamiento integral, no acciones criminalizantes: 

http://www.excelsior.com.mx/comunidad/2014/08/20/977312

Anuncios