Aspecto de la plaza comercial que se edifica en Insurgentes 4177 y que afectará la vialidad. Foto Jesús Villaseca.

Ciudad de México a 15 de julio de 2015. (La Jornada).

Un análisis realizado por el Instituto de Ingeniería de la UNAM sobre el tráfico vehicular, en torno al predio donde se construye la plaza comercial Patio Tlalpan, revela que existen elementos suficientes para que la Secretaría de Movilidad emita una opinión técnica desfavorable al proyecto que promueve la empresa México Retail Properties (MRP).

Cabe destacar que entre los socios de esta compañía, que cuenta con alrededor de 70 centros comerciales en 21 estados de la República, es el empresario Jerónimo Gerard Rivero, uno de los cuñados del ex presidente Carlos Salinas de Gortari, según se pudo corroborar en un reporte de la Comisión Nacional de Valores.

El estudio elaborado a petición de la Procuraduría Ambiental y de Ordenamiento Territorial (PAOT), tras las quejas vecinales, detalla que la zona aledaña al terreno que albergó el hospital siquiátrico San Rafael presenta una alta saturación vial, aún sin la presencia del nuevo desarrollo, por lo que no se debió autorizar el estudio de impacto vial.

Además, destaca que no se comprueba que las medidas de mitigación propuestas para el proyecto mejoren o al menos no empeoren el nivel de servicio, como tampoco presentan ningún esquema, en este caso necesario, para minimizar el impacto que producirán los vehículos pesados que ingresarán a la zona.

El diagnóstico también señala que no hay resultados de que las medidas propuestas para evitar la obstaculización del flujo vehicular de vías de acceso y salida, ya sea por vehículos en espera o por maniobras, vayan a ser efectivas.

Se estima que el complejo comercial, ubicado en Insurgentes sur 4177, esquina con Santa Úrsula, atraerá alrededor de 135 mil visitantes a la semana, en un punto considerado como uno de los 26 cruceros conflictivos de la delegación Tlalpan.

Santa Úrsula es utilizada como salida a por lo menos 15 pueblos y colonias de la parte alta y el tránsito es espantoso; ¿qué van hacer para resolverlo? porque no hay ninguna alternativa. Al rato no vamos poder entrar ni a nuestras propias casa, expuso la vecina Blanca Estela Hernández.

Comentó que otro de los problemas es el desabasto de agua en la zona aledaña y la saturación del drenaje, que provoca un desastre en época de lluvias, pues las inundaciones son constantes.

Patio Tlalpan, según el proyecto difundido en Internet, contará con un total de 80 negocios, entre ellos empresas como Walmart, Sam’s Club y Suburbia, y tres niveles de estacionamiento, con capacidad para mil 580 vehículos.

Más info en: http://www.jornada.unam.mx/2015/07/11/capital/027n1cap

Anuncios