Los gobiernos del Distrito Federal y del Estado de México buscan la manera de prohibir servicios privados de transportación, como Uber, Cabify y Yaxi.

La razón que dan para prohibirlos es que, según ellos, son ilegales y, además, una competencia desleal contra los taxis libres y de sitio.

Sin embargo, eso suena como un pretexto, porque los tres servicios a los que apuntan expiden recibos con validez fiscal a cualquier cliente que lo requiera. Es decir, que los transportistas de esas asociaciones pagan sus impuestos y además recolectan el IVA de sus clientes, trasladándolo al SAT.

Lo único que estos transportistas privados no pagan es el tarjetón y la revista de SEMOVI y la Secretaría de Transporte del Edomex. Pero, ¿tendrían que pagarla?

La revista es un procedimiento que estos controladores gubernamentales hacen para asegurarse de que los taxis cumplen los requisitos de calidad, comodidad, higiene y funcionalidad. Los transportistas privados pasan su revista en Uber, Cabify y Yaxi. Por lo que no necesitan pagar el de los gobiernos, o quizás en todo caso, homologar los requisitos mínimos que ambos controlarán. No cabe duda de que esas tres compañías revisan con más cuidado y tienen requisitos más elevados que los dos gobiernos locales, por lo que nada impide que estos gobiernos solamente revisen los reglamentos de las compañías, y quizás unos cuantos vehículos elegidos al azar como muestra, para proteger al consumidor local, que es lo único que debería importarle a los gobiernos.

El tarjetón de $6,000 pesos que cobra el DF, ¿qué razón tiene de ser? ¿Es el pago por la revista? Si es así, está muy cara. Demasiado. ¿O qué otro servicio se podría estar pagando con ese dinero? La verdad es que ninguno. Es un impuesto ilegal disfrazado de servicio. Y por lo tanto, debería ajustarse a los costos mínimos, que son los que imponen esas compañías.

¿En qué otro sentido puede, pues, afirmarse que la competencia de Cabify y Uber es desleal? ¿Por no estar obligados a pintar sus autos del color que se le antoje a cada nuevo jefe de gobierno (ahora es el rosado)?

Así que, mientras los gobiernos del DF y del Edomex no pongan impresoras de recibos fiscales en todos los taxis, y mientras los taxistas no paguen sus impuestos ni recolecten el IVA, la competencia es desleal pero para Yaxi, Cabify y Uber.

Anuncios