Sacando raja de construir bajo Norma 26 de interés social  y vender como de lujo …

“La norma propuesta por la ALDF, Seduvi, Invi, PAOT y GDF no satisface la definición de norma de ordenación. Está llena de errores y fallas técnicas”.

CRÓNICA                 Por: David Gutiérrez Fuentes                      05/02/15

La propuesta técnica y legal de la nueva norma para construir en la ciudad de México es en realidad un Frankenstein hecho sobre las rodillas, que incorpora conceptos nuevos que no se encontraban contemplados por la ley como “vivienda social” en lugar de vivienda de interés social.Esta aberración jurídica calificada por Ricardo Pascoe como “lo mismo pero más perverso”, es la puesta en práctica de las normas 30 y 31 que obtuvieron un rechazo absoluto de la ciudadanía, pero disfrazadas con un grotesco atuendo que pretende legitimar los cientos de denuncias por violaciones de la todavía suspendida norma 26, y abrirle la puerta a las inmobiliarias para que sigan construyendo edificios en toda la ciudad, declarándolos ahora como “vivienda social”. En otras palabras, lo que antes se hacía con mordida: “Tú declaras que construirás dos pisos y cuatro departamentos pero construyes cinco y diez departamentos” ahora será legal y Seduvi “supervisará” esa “legalidad”.

La lógica es perversa y a Miguel Granados, presidente de la Comisión de Gobierno de la Asamblea de Representantes, que bloquea de su cuenta de twitter las voces críticas de los ciudadanos que dice representar, le urge sacarla adelante a como dé lugar. Cabe señalar que Hernández Mirón escamoteó el tiempo de entrega a ciudadanos que le solicitaron el proyecto de modificación a la norma 26 con el objeto de reducir el tiempo para su análisis. Estas actitudes prepotentes, que cierran el diálogo con la ciudadanía, si provienen de un legislador son todavía más graves.

Me voy a permitir reproducir el párrafo crítico que abre una serie observaciones muy precisas sobre la modificación a esta ley realizadas por Suma Urbana. Si por alguna razón usted no tiene cuenta de Facebook y quiere analizar punto por punto lo que dice la ley y la crítica a la misma, puede seguir este enlace en la web abierta, a través del portal de noticias locales tlalpan.info: http://bit.ly/1LNy4ax

“La norma propuesta por la ALDF, Seduvi, Invi, PAOT y GDF no satisface la definición de norma de ordenación. Está llena de errores y fallas técnicas”. No regula la intensidad, ni la ocupación, ni las formas de aprovechamiento del suelo urbano para la vivienda social. No determina las características de las construcciones y no toma en consideración el impacto urbano. Además la ley indica que una norma estará establecida en los programas y esta norma desconoce el contenido de los mismos. Es una norma que no define, permite violar los programas, desconoce la regulación existente de suelo urbano y beneficia no al sector social que es al que debería ir dirigida, sino a un grupo selecto de productores sociales (constructoras) que trabajarán muy de cerca con Seduvi y el Invi.

“De acuerdo con el contenido de la norma Seduvi decidirá quién puede ser constructor de vivienda social; le dará beneficios fiscales y económicos; le permitirá construir más allá de todas las normas y leyes que rigen el uso de suelo de la ciudad; Seduvi no sólo autorizará sino verificará, será juez y parte; creará un fondo sin reglas que esta misma secretaría controlará y que volverá a usar para construir más y así se adueñarse de esta ciudad, ahora sí, al amparo de la nueva norma que pretenden aprobar. Es increíble que una norma que debe sujetarse al Programa General de Desarrollo Urbano y a los Programas Delegacionales pretenda desconocerlos”.

Finalmente, varios ciudadanos le solicitan en una carta enviada a Miguel Ángel Mancera que: “1) Se deseche este proyecto de iniciativa de ley de vivienda social que tanto puede dañar a la ciudad de México. 2) Que la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda haga una entrega del listado de todas las construcciones edificadas al amparo de la norma 26 en los últimos 8 años, incluyendo direcciones y empresas inmobiliarias involucradas, así como los nombres de los funcionarios que las autorizaron y si ha habido o no sanciones 3) Que se detengan las construcciones actuales con norma 26 hasta verificar la legalidad de los documentos que las amparan y las corridas financieras 3) Que se elabore un Programa General de Desarrollo Urbano de manera participativa con la sociedad 4) Que se eliminen los elementos de discrecionalidad y lagunas legales de la ley actual de desarrollo urbano 5) Que se elabore un plan integral de vivienda de interés social”.

Un grupo de ciudadanos estará el día de hoy a partir de las 11 en la Asamblea explicando a la prensa, las consecuencias que tendría para la ciudad la aprobación de la nueva norma que reemplazará a la 26.

Más info: http://www.cronica.com.mx/notas/2015/882015.html

Pondrán siete candados para desarrollo urbano:

http://colimamedios.com/pondran-siete-candados-para-desarrollo-urbano/

Anuncios