“Lo que la norma hace es sustituir el concepto de ‘interés social’ por lo que llaman ‘vivienda social’ concepto que no está definido en ninguna ley”,

enfatiza la asociación civil.

REFORMA                          Por: Alberto Acosta                 04/02/15

A través de una carta dirigida al Jefe de Gobierno Miguel Ángel Mancera, integrantes de la asociación civil Suma Ciudadana quieren echar atrás el proyecto de la nueva norma que busca fomentar la construcción de vivienda popular.La nueva normativa es impulsada desde la Asamblea Legislativa, pero también es descalificada por organizaciones y representantes vecinales por considerar que tiene contradicciones de carácter técnico y legal.

La misiva, firmada por representantes de San Ángel, Mixcoac, Polanco, Condesa y Xoco, entre otras colonias, será entregada esta mañana en la Jefatura de Gobierno.

El objetivo es que Mancera conozca los motivos y fundamentos legales que los colonos inconformes exponen para impedir que dicha norma sea aprobada en la ALDF.

Las organizaciones que integran Suma Urbana obtuvieron desde el 31 de enero la copia del proyecto de vivienda social y, a partir de ello, hicieron un análisis del documento con ayuda de expertos en materia legal y urbana, explicó Josefina Mac Gregor, vocera de la agrupación.

“El contenido de dicha norma de vivienda social que busca suplir a la Norma 26 no representa un proyecto de vivienda social, sino un apoyo a un grupo de constructoras y desarrolladoras al amparo de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Vivienda (Seduvi) y el Instituto de Vivienda (Invi).

“No queda claro qué instituciones son las que están promoviendo la aprobación de esta norma, por lo que solicitaríamos una lista de las mismas”, plantea la carta dirigida a Mancera.

Entre las observaciones, los vecinos señalan que la propuesta no cumple con la definición de una Norma de Ordenación y el documento tiene errores y fallas técnicas.

En su página de Facebook, Suma Urbana indica que el proyecto no regula la intensidad, ni la ocupación, ni las formas de aprovechamiento del suelo urbano para la vivienda social y tampoco determina las características de las construcciones y no toma en consideración el impacto urbano.

La Ley de Desarrollo Urbano, exponen, establece definiciones para la vivienda de interés social y la de interés popular, pero el proyecto no refiere ninguno de los dos términos, por lo que –a su parecer– la nueva norma no puede considerarse como un elemento válido en términos legales.

“Lo que la norma hace es sustituir el concepto de ‘interés social’ por lo que llaman ‘vivienda social’ concepto que no está definido en ninguna ley”, enfatiza la asociación civil.

A diferencia de los proyectos para las fallidas Norma 30 y 31, que incluían un catálogo de colonias donde se permitiría la construcción de nuevas viviendas, en la nueva iniciativa no se hace ninguna delimitación territorial, lo que supone que el “boom inmobiliario” podría registrarse en la Ciudad en general.

Atora periodo extraordinario en ALDF

La discusión de la Norma 26 atoró la aprobación del periodo extraordinario de la Asamblea Legislativa.

Ayer por la tarde-noche, las Comisiones de Gobierno y de Desarrollo e Infraestructura Urbana se reunieron para discutir las modificaciones a la Norma 26, que regula la construcción de vivienda popular.

Tras tres horas de discusión, los integrantes acordaron reunirse nuevamente para analizar los puntos relacionados con la renta de vivienda de interés social, informó el diputado Alejandro Ojeda.

El próximo jueves, las Comisiones tocarán el tema de la renta de vivienda de interés social.

Por la mañana, el presidente de la Comisión de Gobierno, Manuel Granados, anticipó un extraordinario para este viernes, pero dado que no hay acuerdo sobre las modificaciones de la Norma 26, esa fecha podría modificarse para el viernes 13 de febrero.

Con información de Lorena Morales

Más info: http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=455909

Anuncios