El Secretario de Gobierno del GDF considera prioritario atender el ambulantaje, principalmente en avenidas del Centro Histórico. Foto: Archivo

REFORMA                      Por: Manuel Durán                     10/01/15

La Asamblea Legislativa ha presumido que una de sus prioridades ha sido la regulación del comercio ambulante, sin embargo, la ley que podría poner orden a la informalidad está congelada en comisiones.Los diputados locales organizaron hace unos meses un foro con especialistas nacionales y extranjeros para definir una reforma, pero el tema está en el olvido.

Uno de los proyectos de ley que están en la congeladora es el de la propia lideresa de ambulantes y diputada priista, Alejandra Barrios, quien lo presentó el año pasado.

Al respecto, el Secretario de Gobierno, Héctor Serrano, coincidió con el Delegado en Cuauhtémoc, Alejandro Fernández, sobre que deben ser los legisladores quienes pongan las reglas para reordenar el comercio en vía pública.

El funcionario consideró indispensable legislar para atender el problema sobre todo en el Centro Histórico.

“En lo personal, como Secretario de Gobierno, comentado con el Jefe de Gobierno, me parece que es urgente que la Ciudad tenga una legislación y se legalice la actividad comercial en la vía pública”, advirtió.

Recordó que el comercio en la calle es facultad de las Delegaciones y que la administración central sólo se suma a los planes estratégicos que impulsan.

“Si la Delegación Cuauhtémoc va a presentar o relanzar un nuevo programa, por supuesto que el Gobierno estará atento para coadyuvar con ellos”, comentó.

Se trata, dijo, de buscar una reglamentación, pues de cualquier forma el INEGI destaca que el 60 por ciento de la población en la República Mexicana está vinculada a la informalidad.

“Lo tenemos que revisar a la luz de un tema social y tenemos que aplicarlo, legislando, me parece. Sé que la Asamblea Legislativa ya trabaja en ello.

“Sé que la propia Comisión de Abasto tiene ya un avance importante, respecto a esta propuesta”, señaló.

La legislación, aclaró, sería para toda la Ciudad, sin que el GDF tome atribuciones de ninguna Delegación.

“Tenemos la posibilidad de darle homogeneidad a los programas, pues hoy cada Delegación lanza su programa de comercio. No queremos centralizarlo. Hay que afrontarlo”, agregó.

Sobre la protección de comerciantes afiliados al PRD, dijo que eso lo dejaría en una suspicacia, sobre todo si no existe denuncia formal.

“Un comerciante que comete delito ya no es comerciante”, respondió.

— ¿Su filiación partidista no influye?

-“Yo nunca voy a renunciar a mis derechos civiles. Nunca he negado mi filiación partidista, pero también sé perfectamente bien que la institucionalidad es el eje que me rige.

“Voy a actuar como Secretario de Gobierno no como dirigente de ningún partido”, indicó.

Iniciaron como vendedores ‘Los Jaimes’ en Mixcalco

Los líderes de ambulantes conocidos como “Los Jaimes”, operan en la zona de Mixcalco al menos desde 2000, cuando comenzaron como vendedores los cuñados Jaime Chino y Jaime Ronco.

Así lo refirió el diputado federal del PRD, Roberto López Suárez, quien tuvo conocimiento de quejas vecinales cuando ocupó el cargo de director de Vía Pública en la Delegación Cuauhtémoc de 2000 a 2002.

“En esa zona había quejas de vecinos porque obstruían las entradas de algunas viviendas o las entradas de algunos negocios”, explicó el diputado.

En entrevista, aseguró que durante el periodo en que fue servidor público en la Cuauhtémoc, “Los Jaimes” no agrupaban una cantidad cuantiosa de ambulantes.

Entre 2000 y 2002, los ahora líderes, fueron citados por el ex funcionario delegacional, pero nunca asistieron por lo que las autoridades tuvieron que retirarlos varias veces de la vía pública con el uso de la fuerza.

López Suárez señaló que desconocía que el grupo de ambulantes que opera en calles como Manuel Doblado y Lecumberri también extorsionara a los locatarios.

En tanto, la diputada priista, Alejandra Barrios, dijo desconocer a estos líderes, aunque advirtió que las extorsiones a comerciantes es un problema frecuente en el Centro Histórico.

“Aquí se han soltado muchos grupos (de extorsionadores), pero si la gente no denuncia a estos grupos, la autoridad no va a saber dónde están. La gente no denuncia porque le da miedo”, explicó.

REFORMA publicó que “Los Jaimes” exigen cuotas de hasta 8 mil pesos mensuales a los comerciantes a cambio de no bloquear con sus puestos la entrada a los locales.

Con información de Daniel Melchor

Más info: http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=436127

Anuncios