La venta informal en los vagones del Metro continúa. Por: Juan Manuel Valdivia

Gastan 22 mdp en vagoneros; sólo 10 aceptaron el trabajo

EL UNIVERSAL                 Phenélope Aldaz                 18/12/14
Quedó “a medias” el programa para erradicar ambulantaje en el Metro
Bajo el argumento de que sus ganancias por las ventas en el Metro eran más altas, los vagoneros rechazaron ofertas laborales formales.La Secretaría de Desarrollo Económico (Sedeco) informó que de los poco más de dos mil vendedores ambulantes que formaron parte del Programa para la Integración a la Economía Formal, sólo 522 concluyeron los cursos de capacitación. Y de ellos, alrededor de 10 personas dejaron las ventas en los pasillos y vagones del Metro para integrarse a un empleo formal.Salomón Chertorivski, titular de la Sedeco, comentó que como parte del programa, empresas como Schneider Electric y PepsiCo ofrecieron plazas laborales, aunque en la primera ingresaron sólo dos personas.

Reconoció que de los casi 40 millones de pesos que fueron destinados a este plan, que tenía por objetivo erradicar la presencia de comerciantes ambulantes al interior de la red, tuvieron que ser reintegrados a las arcas del gobierno capitalino alrededor de 18 millones de pesos.

El gobierno del Distrito Federal oficializó el inicio de este programa en marzo de este año, a través de un acuerdo publicado en la Gaceta Oficial del Distrito Federal, en donde además de buscar que se erradique la presencia de los vagoneros, también se estableció la prohibición de que se instalaran puestos semifijos para el comercio de cualquier tipo de mercancía.

El documento especificaba que se restringe “la permanencia de personas que, con fines comerciales, coloquen utilería, objetos o mercancías en las vías, túneles, andenes, corredores, escaleras, accesos, salidas o zonas de distribución, así como el acceso a las instalaciones públicas del STC a personas que pretendan ejercer o estén ejerciendo el comercio informal, entre otras actividades”.

También se señaló que mediante un escrito con fecha del 6 de febrero de 2014, diversas organizaciones de personas que realizan alguna actividad informal al interior del Metro se comprometieron a abandonarla “de forma definitiva”, aceptando una alternativa de sustento para sus familias. A cambio, se les daría capacitación para conseguir un empleo o bien autoemplearse.

La puesta en marcha de estas acciones derivaron del incremento a la tarifa del Metro hace un año, cuando la administración local se comprometió a mejorar las condiciones de servicio de este transporte público.

Más info: http://www.eluniversal.com.mx/ciudad-metropoli/2014/impreso/gastan-22-mdp-en-vagoneros-solo-10-aceptaron-el-trabajo-128577.html

Fiasco, el plan para formalizar a los vagoneros:

http://www.jornada.unam.mx/2014/12/18/capital/041n2cap

 

Desairan vagoneros trabajo en empresas

REFORMA                      Por: Lorena Morales               17/12/14

Se capacitaron en oficios pero al final prefirieron seguir en el vagón.

De los 522 vendedores que concluyeron los cursos con los que la autoridad buscaba alejarlos del ambulantaje en el Metro, sólo una decena aceptó trabajar para empresas.

“A todos los que terminaron cursos se les buscó en el hogar o se les llamó por teléfono y se les convocó a una oportunidad laboral. La gran mayoría no aceptó”, explicó el Secretario de Desarrollo Económico, Salomón Chertorivski.

Schneider Electric ofreció 15 plazas para entrenarlos como técnicos en ingeniería, detalló, pero sólo dos personas tomaron el trabajo.

Pepsico también ofertó vacantes, pero fueron rechazadas por los ambulantes, quienes no aceptaron las condiciones laborales.

Chertorivski relató que a través de un documental que realizó el Festival Internacional de Cine Documental de la Ciudad de México, conocieron las razones por las que desdeñaron las ofertas laborales en el sector formal.

“Voy a poner el ejemplo quizá más crudo, dimos los talleres de joyería para las y los vagoneros invidentes, terminaron el curso y en el Centro Joyero nos ofrecían espacios para contratar a la gente.

“Ofrecían salario mínimo y medio, unos 3 mil pesos. La respuesta de los vagoneros invidentes era que estaban ganando más del doble en los vagones”, contó el funcionario.

Con esa historia, Chertorivski promovió la propuesta de recuperación del salario mínimo, como un incentivo para que los ambulantes brinquen de la informalidad a la formalidad.

“El ejercicio del trabajo con vagoneros que ahí se hizo es un ejercicio positivo, se invitó a los vagoneros a salir de su comercio, disminuyó la presencia de algunos vagoneros, es lo que reporta el propio Sistema de Transporte Colectivo, no todo, por supuesto, lo vivimos”, defendió.

Los 522 vagoneros que concluyeron los cursos representan el 21 por ciento de las 2 mil 419 personas que se empadronaron para recibir la capacitación.

Durante los seis meses que tomaron la capacitación, el Gobierno capitalino apoyó con 2 mil 18 pesos mensuales a los vagoneros inscritos.

Sin embargo, algunos de ellos daban parte de este apoyo a los líderes del ambulantaje del Metro.

De los 40 millones de pesos que se pidieron para este programa, tuvieron que regresarse 18 millones de pesos a la Secretaría de Finanzas, debido a que no todos concluyeron la capacitación.

Más info: http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=421236

Anuncios