Familiares esperaron afuera de la SEIDO hasta que los detenidos fueron liberados.  Foto: Gerardo Olvera

REFORMA                    Redacción                   22/11/14

Tras denunciar irregularidades en las detenciones del Zócalo la noche del jueves, el abogado de dos de los detenidos acusó el uso político de la justicia penal.

Anoche, familiares y amigos de los detenidos realizaron una protesta afuera de la SEIDO.  Foto: Archivo

“Si la Procuraduría (General de la República) quiere recuperar su credibilidad, éste es un buen momento para que deje de utilizar el sistema de justicia penal con fines políticos”, declaró Alejandro Jiménez Padilla, abogado del Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia.

El defensor de los estudiantes Aztín Andrade, de la Escuela Nacional de Pintura, Escultura y Grabado La Esmeralda, en el CNA; y Maxwell Lawrence, chileno que cursa el doctorado en Letras en la UNAM, no ha podido hablar con ellos porque no le permiten cambiar a sus abogados de oficio.

“El cambio, de una procuraduría hacia una fiscalía, también implicaría dejar de hacer un uso político de la Procuraduría”, agregó el abogado.

Explicó que la consignación fue irregular, pues las detenciones la realizaron policías capitalinos, quienes tenían que haber presentado ante un agente del Ministerio Público a los presuntos delincuentes.

Sin embargo, los agentes entregaron a los detenidos a la Policía Federal, quienes en un primer momento los llevaron al interior de Palacio Nacional para luego trasladarlos directamente a la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO).

“Eso implica que la Policía Federal está utilizando funciones del Ministerio Público que no le competen y aparte está prejuzgando, dejando en evidencia una línea que ya estaba desde antes del operativo”.

Reiteró que los delitos que se les imputa a los 11 detenidos en la SEIDO son terrorismo, delincuencia organizada, motín y tentativa de homicidio.

También denunció que al impedirles cambiar a su abogado de oficio, no han podido conocer el expediente ni las pruebas que existen en su contra.

Según los primeros datos, agregó, en el Zócalo fueron detenidas 15 personas, por lo que existen 4 jóvenes cuya ubicación desconocen.

“Existe el rumor de que están hospitalizados, pero nadie sabemos dónde están”, alertó.

Jiménez Padilla habló durante una conferencia de prensa en la SEIDO, en la que familiares y amigos de los 11 detenidos acusaron que varios de ellos presentan golpes, estuvieron incomunicados por más de 20 horas y no existen pruebas contra ellos.

“Hacemos una petición a la PGR, que muestre las pruebas donde nuestro compañero Atzín y todos los demás detenidos están en flagrancia de delitos”, pidieron estudiantes del Centro Nacional de las Artes en un posicionamiento leído.

Estudiantes de La Esmeralda pidieron al INBA que se manifieste por la libertad de Atzín Andrade o llamarán a un paro del CNA.

La madre de Hillary González Olguín narró que ella estaba con su hija y la perdió de vista cuando ésta tropezó y fue pateada por policías.

Familiares de Hugo Bautista Hernández aseguraron que fue obligado a rendir su primera declaración frente a un abogado de oficio, por lo que ahora no pueden cambiarlo por uno de confianza.

Más info: http://www.reforma.com/aplicaciones/articulo/default.aspx?id=400108

Anuncios